Paloma Herrera: "lo que no te mata te hace más fuerte"

La talentosa bailarina estuvo con #PF y contó su historia, una verdadera inspiración para todos los argentinos

Paloma Herrera ha logrado lo que ninguna bailarina argentina en el ámbito de la danza internacional.
Reconocida mundialmente por su talento y considerada como referente por sus valores como persona -fue elegida Líder del milenio por la revista Time y el canal de televisión CNN, y el New York Times la incluyó entre los 30 artistas que transformarán las artes en los próximos 30 años- .

Paloma hace honor a su nombre en tanto su vida es ejemplo de libertad y paz.

Con tan sólo 15 años, el American Ballet Theatre la contrató para que formara parte de su staff de bailarines destacados para lo que tuvo que trasladarse a Estados Unidos, donde vivió tres años con una familia amiga para luego independizarse e irse a vivir sola. Cuatro años después fue nombrada primera bailarina, siendo la más joven de la historia de esa entidad en alcanzar esa jerarquía.

Desde tan jovencita y por 25 años, fue dueña de su libertad, de sus decisiones, gestora de su futuro y de sus elecciones, siempre apoyada sobre la base de sólidos valores transmitidos por sus padres.

“Mi familia es maravillosa, mis padres han sido todo para mi. Ellos me dieron libertad y confiaron en mi, y yo tenía muy claro qué quería, desde muy pequeña. Siempre pude contar con ellos, siempre supe que estaban ahí apoyándome.”

Así construyó su historia, desde el esfuerzo, la dedicación y enfocada en su propósito.
Al preguntarle sobre cómo hizo para manejarse en un ambiente en el que a veces la competencia y los celos profesionales obnubilan muchas carreras, nos responde con humildad y hasta inocencia:

“Es probable que ese mundo exista, pero yo nunca lo sentí, nunca lo vi,  mucha gente me dijo “vos sos muy naive”, no sé, pero me sirvió ser así por 40 años…, tuve una carrera divina, la cerré impecable, nunca me tocó nada, porque yo me armé una burbuja, me interesaba nada más que mi arte, mi danza, ese era mi mundo y yo estaba feliz, entonces nunca me enteré si hablaban o si no hablaban,  nunca me metí, nunca me importó, yo iba, bailaba y me volvía a casa. Fue algo que me enseñaron mis padres, me transmitieron esos valores.” 

Le preguntamos por métodos o herramientas a las que haya recurrido en momentos de dificultad vividos en el pasado teniendo en cuenta que tuvo que desarrollarse en ambientes de exigencia máxima, y nos contesta lo mismo:

undefined

Viví momentos difíciles pero jamás en la vida dudé de dejar de bailar ni consideré volverme. Son cosas que no se me pasaron por la cabeza, jamás tuve una duda. Yo siempre supe que era bailarina, desde que tenía 7 años, y eso me permitió seguir adelante."
(...) "Tuve maestros que sacaron lo mejor de mi, y también maestros que sacaron lo peor, con estrés y presión, situaciones muy tensas… y gracias a esas experiencias decidí que jamás repetiría algo así, soy muy de la teoría de que lo que no te mata te hace mas fuerte..."

Paloma usó su libertad con consciencia, eligió la danza en primer lugar como su espacio para expresarse y en segundo lugar quedaron muchas otras cosas, para otros momentos, si es que tuvieran que darse o no. Alguna vez le preguntaron sobre hijos y maternidad como si esto fuese la clave de la felicidad, pero ella supo descubrir que la felicidad está simplemente en honrar su voz interior y seguir su pasión, más allá de las expectativas de la sociedad.

"¿Por que se hacen las cosas?, ¿porque lo sentís o para llegar al objetivo?. Muchos hacen las cosas para la foto, porque quieren ser famosos… para mi lo importante es lo que te llena internamente, por eso hago las cosas. No cambio nada por mi carrera, nada."

Ya a un año de su retiro de la danza, planea dictar master classes en nuestro país mientras está escribiendo su biografía. Después de despedirse del American Ballet Theatre con una ovación que duró más de 10 minutos, decidió volver a la Argentinaporque yo adoro Argentina, siempre estuve muy en contacto con mis afectos, con mi familia, mi ciudad, volvía cada dos por tres a Buenos Aires y no tenía ninguna duda de que terminaba de bailar y me volvía a casa.“

New York me dio también mucho, también me siento una "newyorker", tengo mis lugarcitos especiales y mi historia allí. Me pasa lo mismo que cuando llego a Buenos Aires. New York me dio todo..”

Habla con un tono suave, suave como sus pasos en el escenario, que parecieran deslizarse sobre nubes. Es profundamente tierna, delicada en sus gestos, y por momentos parece una niña que habla palabras de adulto sabio. Paz, eso es lo que transmite y, por ende, lo que está siendo todo el tiempo.

Su trayectoria en el mundo de la danza no tiene antecedentes semejantes en nuestro país, y cuando esperamos respuestas grandilocuentes a preguntas acerca de ¿cómo hizo para lograrlo? o ¿cuál es la clave?, simplemente nos responde amando lo que hago, enfocándome y comprometiéndome con eso”.

Mientras hablaba, cada uno de los presentes hizo su propia transferencia... nos dejó pensando mucho... 

¡Muchas gracias Paloma! Para todo el equipo de Primera Fila ha sido un gran honor conocerte, sos una gran inspiración para todos los argentinos.

El equipo de Primera Fila junto a Paloma Herrera. ¡Qué lujo!

Aquí podrás ver el video de la nota...
 

artículos relacionados