Cómo saber si tu traje te queda perfecto

Conocé los detalles que tenés que tener en cuenta para que el traje te quede impecable

Foto: David Stuart Productions

1. El talle correcto

Se estima que aproximadamente el 80% de los hombres se compra trajes que son de una medida mayor a la que corresponde. 
En la foto siguiente se ve muy clara la diferencia entre vestir un traje de una talla más grande y uno que se ajuste a la forma de tu cuerpo. Por eso, no dudes en recurrir a un sastre para que lo modifique a tu medida.

 

undefined

2. Espacio entre el cuello de la camisa y el saco

Lo hemos mencionado en otras notas y vamos a seguir insistiendo con esto: no debe haber nunca espacio entre el cuello de la camisa y el cuello del traje. 

Fíjense cómo en la primer foto se asoma la totalidad del cuello de la camisa en su parte trasera mientas que en la segunda foto solo queda expuesta una parte.


3. Línea del hombro limpia

Es muy común ver este tipo de línea de hombro tan impecable en los trajes hechos a medida, los "trajes sastre". Observen en la foto de la izquierda cómo la hombrera no se nota en absoluto:

En la foto de la derecha se muestra un saco donde sobresale la hombrera, algo muy común en muchos trajes de tienda.

4. Tensión correcta con el botón abotonado

Cuando se abotona un saco se generan arrugas a su alrededor que no deberían ser tan exageradas como las que se muestran en la foto. 

 

4. Espalda limpia

Una caída libre de arrugas en la zona de la espalda es fundamental. A veces no queda otra alternativa que recurrir a los tajos, mal que les pese a algunos sastres.

Lo que no debe ocurrir es algo como se muestra en la primer foto. Por el contrario, la caida de tu traje debería lucir como lo ejemplifica la imagen del traje gris. 

 

5. Sobre los largos

- Largo de manga: la manga debe llegar hasta la altura del hueso de la muñeca y la camisa sólo sobresalir 1.3 cm. aproximadamente.

 

- Largo del saco: el largo del saco debería apenas cubrir las asentaderas. Sin embargo, algunas marcas han optado por hacerlos un poco más largos –y otras menos- como un sello propio. En todo caso, eso queda a gusto del consumidor.

- Largo de los pantalones: los pantalones pueden apoyarse sobre el zapato dejando un pequeño pliegue o bien pueden ser un poco más cortos de manera de evitar dicho pliegue.
Lo importante es no caer en los excesos: ni que sean tan cortos al punto de que se vean las medias ni tan largos que haya una gran cantidad de tela acumulada sobre el pie.

 

 

artículos relacionados