Si sanas tu alma, sanas tu Cuerpo

Aprendiendo a amarnos lograremos sanarnos. El tema es inmenso y fascinante, pero no queremos saturar la mente de palabras sin un objetivo claro

Shutterstock/ De Visu

Esto es como el bebé que comienza a caminar. Debemos ir paso a paso, descubriendo nuestras propias emociones alteradas, tomando conciencia de ellas y sanándolas con amor.

Hay muchas terapias, miles de técnicas complicadas que requieren tiempo y esfuerzos que a veces no estamos en disposición de invertir. Así que proponemos algo más simple y divertido, un sistema para incorporar a nuestra vida que nos ayude a concentrarnos en nosotros y nuestras necesidades.

Ira, Rabia, Frustración, Agresividad

Observemos: una persona iracunda, violenta y agresiva que enrojece fácilmente de ira, suele tener problemas biliares, y en muchos casos le han debido extirpar la vesícula porque el calor interno generado por su rabia ha calcificado la bilis formando piedras. La ira se cura con amabilidad, desarrollando la generosidad de dar y de recibir, reduciendo proteínas y aumentando vegetales en la dieta.

Escuchando música barroca (Vivaldi, Mozart, Bach, Beethoven). Mírate al espejo durante 5 minutos cada día y practica tu mejor sonrisa. Consérvala en la mente o hazte una fotografía y repítela siempre que puedas durante el día. También, visualizando el color verde. La naturaleza es un sanador enormemente verde. Sal al campo descálzate y abraza a los arboles, descarga en ellos tu energía negativa y reponte de su energía verde y pacífica. Practica gimnasia yoga, o cualquiera de las técnicas de artes marciales. Miedo inseguridad y fobias: Cuida esos riñones mediante la Bondad y la Paz.

Miedo

Relajarse mirando el mar o el río o espacios grandes de agua. Bailando música de danza de tambores descalza. Desarrollando la creatividad. Dejando que la imaginación cree formas y se vacíe de fantasmas. Desarrollando la fe en uno mismo. La cristaloterápia sería una buena técnica y la reflexología podal te ayudaría conectar contigo mismo. El aroma de jazmín sedaría tus miedos y en general toda la aromaterapia de flores del elemento agua. No dejes de poner la atención en tus pies cada día durante 5 minutos mientras les sonríes. Visualiza azul oscuro.

undefined

Foto:Shutterstock/alphaspirit

Soberbia, Impaciencia, Ansiedad, Odio

Son enfermedades del corazón y del sistema circulatorio. Estas se curan con Amor y Felicidad. Aceptándonos como somos y desapegándonos del ego. Observando nuestros propios errores cada vez que veamos uno en los demás. Reflexiona cada noche ¿Cuántas oportunidades de dar amor has perdido hoy? Visualiza el rojo brillante.

Estrés, Tristeza, Desesperación

Son enfermedades del Pulmón, Sistema Respiratorio. Se curan con Valor y el ánimo. Bailar música de jazz nos hará sentirnos fuertes y valientes. Vestir colores alegres y mezclados de blanco. La acupuntura o digito-puntura son terapias muy adecuadas. Si te sientes muy angustiado abre la ventana o ve al campo ponte en posición de perro arqueada la columna hacia abajo y ruge desde el fondo de tu ombligo por 6 veces con todos tus pulmones, tomando aire cada vez lentamente hasta llenar tus pulmones. Te resultara tonificante. La meditación te hará sentirte pleno contigo mismo. Y Huele. Huele aromas, huelle lluvia, tierra, flores, personas, huele la Vida.

La víctima de estos problemas es el estómago y el bazo, lo cual afecta al sistema inmunológico. La medicina es la Belleza, la Justicia y las Posibilidades sin límite. Practica el canto, no importa que sepas la canción o que te inventes letras y músicas. Deja que fluya los sonidos de tu garganta te liberara de preocupaciones. Viste de amarillo ocre y naranja, te sentirás fuerte. Toma infusiones de plantas solares como caléndula, manzanilla, tomillo. Modela figuras con arcilla mientras piensas en enormes campos de trigo mecidos por el viento.

 

 

artículos relacionados