Guía hacia la abundancia

5 rituales que te guiarán hacia la abundancia para poder conectarte con tu ser interior 

Foto:Shutterstock/ Sabphoto

Primero vamos a hablar de lo que es la abundancia. Abundancia es un estado donde sentís que tenés todo lo que deseás tener. Es una emoción. Ella está en tus emociones diarias, es parte de tu integridad y está en tu cuerpo, mente y espíritu. La Abudancia no está en bienes materiales, es mucho más que es eso.

Te mostramos 5 pasos básicos que te guiarán por el camino de la abundancia...

1. AGRADECÉ TODOS LOS DÍAS

Tomá consciencia de todas las oportunidades y bendiciones que hay en tu vida. 

Agradecé todas esas pequeñas cosas que tenés; reconocelas y conectate con la energía de agradecimiento.

Cuando agradecemos abrimos nuestro corazón. Reconocer nuestra divinidad, nuestro ser y quiénes somos, nos ayuda a sentirnos mejor y a conectar con una frecuencia energética más alta que nos hace atraer más bendiciones a nuestra vida.

Ejercicio: Cada mañana elegí 5 o 10 cosas por las que te gustaría agradecer y escríbilas : “agradezco por este día, porque tengo un lugar donde dormir, por la comida, etc”.

Cuando agradecés, la vida empieza a fluir y se abren más oportunidades.

2. ENTREGÁ

Entregar no quiere decir que tenés que donar algo material; la entrega también es dar amor, honestidad, amistad…

Sólo te pertenece aquello que estás dispuesta a dar. Por ejemplo, si  no estás entregando honestidad, esto nunca llegará a tu vida porque estás bloqueando esa energía.

Es común que pienses: ¿Qué pasa si yo entrego y no recibo nada de vuelta?

Debés entender que cuando entregás algo, debés de hacerlo sin esperar nada a cambio.

Dejá de lado tu EGO y buscá ser más generoso, con toda la actitud de amor, positivismo y abundancia. 

Es importante aclarar que dar no significa que te pasen por alto, tenés que ser muy consciente. Debés aprender a mantener tus límites para no desgastarte y lograr encontrar un balance.

Ejercicio: Buscá algo que puedas dar;  “una sonrisa a tu vecina, una linda palabra, un cumplido a la persona que desees”.. Entregá algo que te salga del corazón, algo que ayude a elevar la frecuencia del mundo.

undefined

Foto:Pinterest

3.  OBSERVÁ TUS PENSAMIENTOS Y CREENCIAS

Cuando lleguen pensamientos, palabras o cualquier comentario, expresión, etc., tomalo y analizá si esas creencias son verdaderas y si son para tu bien. Si no lo son, desechalas.

Ejercicio: Observá las creencias y los pensamientos que tenés. Interceptá todo lo que entre por tus cinco sentidos y filtralo: quedate sólo con todo lo bueno.

4. SÉ CONSCIENTE DE CADA MOMENTO: MINDFULNESS Y MEDITACIÓN

Uno de los rituales que debés hacer todos los días es, estar consciente de tu vida, de lo que decidís, de lo que escuchás a tu alrededor y de lo que está entrando en tu mente; al mismo tiempo debés meditar para estar en el aquí y en el ahora, esto te permite estar conectado con tu esencia y manifestar cosas increíbles.

Cuando lográs esto, te conectás con tu campo de potencialidad y lográs crear tu realidad.

Meditar es uno de los rituales más importantes, pero si te cuesta realizarlo podés buscar un texto que te inspire, una canción o algo que suba tu frecuencia.

 Ejercicio: meditar 10 minutos antes de dormir: cerrá los ojos y visualizá aquello que querés como si ya lo tuvieras -un trabajo nuevo, estar más saludable, una relación nueva-.

Hacerlo justo antes de quedarte dormida es muy poderoso, porque es el momento en el que te conectás con tu espíritu, con Dios y con tu fuente.

5. CONECTATE CON ALGO MÁS GRANDE QUE VOS

Muchas veces no vivís el día a día y en los problemas cotidianos perdés la percepción de que hay algo mucho más grande que vos.

Puede que decidas conectarte con la colectividad, con la Madre Tierra, Dios o el Universo, pero recordá que existen cosas maravillosas y que son más grandes. Todo esto te conecta con tu divinidad y con vos. SOS  un vehículo; un canal directo para dar vuelta al mundo y esto también te llevará directo a la abundancia.

 

artículos relacionados